top of page
  • Foto del escritorEdu Gajardo

Luz verde para la exploración de Cerro Amarillo

En Diputados se aprobó el expediente con la DIA de exploración del proyecto cuprífero ubicado en el departamento de Malargüe.


Diputados aprobó por una amplia mayoría el expediente con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la exploración del proyecto Cerro Amarillo, pórfidos de cobre que serán analizados en el departamento de Malargüe.


El expediente tenía media sanción del Senado mendocino y con el visto bueno de la otra cámara se autoriza a los propietarios a realizar los trabajos de exploración. Se trata de la segunda DIA que pasa el filtro legislativo que impone la Ley 7.722 y que está vigente desde el año 2007.


Ahora la compañía que realizará la exploración deberá esperar la ventana de buenas condiciones meteorológicas de la próxima temporada de primavera y verano porque ya no alcanzan los tiempos para hacer trabajos en alta montaña antes de la llegada del invierno.

La ventana de buen tiempo va -históricamente- entre diciembre y marzo, período en el cual se deberían realizar los trabajos durante uno o dos períodos, inicialmente.


Historia

En octubre de 2014 la legislatura le puso un freno a la exploración del proyecto Cerro Amarillo hasta tener un informe sobre la existencia de glaciares en la zona.


Pasaron ocho años y con el inventario y la reglamentación de la Ley de Glaciares completada, el Ejecutivo avanzó con el envío del proyecto.


La expectativa respecto a la exploración es alta, porque hace ocho años los ejecutivos de Meryllion apuntaban a las señales que tenían respecto a la mina. En ese sentido señalaban que los depósitos de clase mundial, como El Teniente en Chile (ubicado justo frente a Mendoza), se encuentran en forma de cluster. Eso, les daba buenas expectativas ya que los estudios preliminares de Cerro Amarillo identificaron un cluster de cinco pórfidos. Una buena razón para pensar en un depósito sustancial.


Se identificaron cinco zonas mineralizadas en la propiedad de Cerro Amarillo: Cerro Apero; Vaca de Cobre; Cerro Choro; Cajón Grande y La Blanca.


En ese momento la inversión que consideraba la compañía era de US$10 millones para las cinco zonas en cuestión, lo que por esos días se haría en una o dos campañas, es decir en uno o dos años.


El objetivo de los trabajos en determinar qué cantidad de mineral existe, pasar del potencial a la realidad, y hacer la ecuación para ver si es posible pensar en una explotación en el futuro.

Mendoza Minera TV

bottom of page