top of page
  • Foto del escritorEdu Gajardo

Las definiciones sobre Cerro Amarilla pasan al 2023

En el Senado se dilató el tratamiento del expediente del proyecto de exploración, tanto así que la semana pasada no asistieron los invitados a la comisión. No habría una definición hasta febrero y luego pasaría a Diputados.

Por Edu Gajardo

Imagen referencial.

La exploración minera, un proceso cuyos plazos en cualquier parte del mundo depende únicamente del cumplimiento de requerimientos técnicos, en Mendoza por efectos de la Ley 7.722 tiene plazos extras, porque la intervención de los expertos debe ser avalada por la política que poco y nada sabe de minería.


Eso está pasando la cuenta al proyecto Cerro Amarillo, cuya Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para el proceso de exploración se dilata de manera incomprensible. No tendrá ninguna definición durante este año y las decisiones se tomarán en febrero, marzo o quizás más adelante durante el 2023, si es que la política así lo decide.


El 11 de noviembre ingresó el expediente del proyecto cuprífero de Malargüe, el cual previamente había sido anunciado por el gobernador Rodolfo Suarez. A poco más de un mes, el proyecto sigue bajo análisis en las comisiones de Minería y Ambiente del Senado de Mendoza, donde los legisladores siguen pidiendo opiniones de expertos (como si no lo fueran los que hicieron y aprobaron la DIA). Claramente, en algunos casos sólo se citan para dilatar el proceso. La semana pasada los dos expertos invitados a la reunión de las comisiones no fueron, lo que retrasa aún más un posible dictamen.


¿Cuánto se podría votar?

Con ese panorama, en el seno de Minería y Ambiente los legisladores señalan que el objetivo que tienen este año es lograr un dictamen favorable. Sin embargo, el expediente recién sería votado en el recinto en febrero, cuando vuelvan del receso legislativo que se inicia el 28 de diciembre.


De lograr los votos en el Senado, el proyecto pasaría a Diputados, donde podría volver a dilatarse y en el mejor de los casos una probable votación incluso podría coincidir con la Fiesta Nacional de la Vendimia.


El camino que puede tener en la cámara puede ser aún más lento, porque existen más legisladores que se oponen a la actividad minera. Algunos, incluso, sustentan sus carreras políticas en eso, y que utilizarán todos los métodos posibles para detener o dilatar el avance del expediente.


Lo extraño de todo es que desde Casa de Gobierno habían prometido a las personas que están al frente del proyecto minero que sacarían el expediente de manera expedita para iniciar la exploración este verano, cuestión que no se logrará. Lo extraño, es que claramente desde el Gobierno no se le encomendó la tarea de ocuparse del expediente a sus referentes, porque de lo contrario no se entiende -por ejemplo- que en los últimos 15 días esté todo absolutamente detenido.


¿Cuándo se podría explorar?

Sin posibilidad de aprobación antes de marzo, la exploración de Cerro Amarillo pasaría -en caso de aprobarse- para fines del 2023. La ventana de buenas condiciones meteorológicas en la zona de la cordillera en la que se encuentra la zona a explorar se da con mayor seguridad entre diciembre y marzo, por lo que esta dilación en el tratamiento del expediente termina por cortar las posibilidades de pensar en un inicio del proceso este verano.

Comments


Mendoza Minera TV

bottom of page