top of page
  • Foto del escritorEdu Gajardo

La primera misión a Canadá y el cambio de opinión del Gobierno de Mendoza sobre la minería

Por Edu Gajardo


Los problemas que tiene hoy el desarrollo de la actividad minera en Mendoza tienen su origen en una serie de hechos que comenzaron a darse en el año 2005, luego de que se desarrollara la primera misión mendocina al en Toronto, Canadá.


La misma feria a la que Rodolfo Suarez y Emilio Guiñazú fueron a buscar inversores para Potasio Río Colorado, fue el destino del entonces director de Minería, Carlos Monjo, geólogo que llegó a la gestión pública por pedido de su entonces amigo, el gobernador Julio Cobos.


En conversación con Mendoza Minera, Monjo recordó cómo fue ese proceso, el cual fue absolutamente exitoso porque luego de ese viaje, comenzaron a llegar empresarios mineros que estaban interesados, principalmente, en los pórfidos de cobre que ofrecía la provincia.


Destacó que en ese momento la intención de las empresas era hacer exploración, para en los años posteriores analizar si las condiciones eran favorables para una posible explotación. Sin embargo, se encontró con oposición política en algunas zonas del Valle de Uco. A eso, se sumó un cambio de opinión de la administración de Cobos, la cual después de aprobar el viaje a buscar inversores a Canadá, le dio la espalda a la actividad, lo que desembocó en la renuncia de Monjo.


A fines de 2005 terminó su paso por la administración pública, no sin antes advertir que las medidas que se estaban tomando no tenían el respaldo técnico necesario. Dijo que el Gobierno de Mendoza fue débil y no resistió la presión política, lo que significó que se resignara una parte importante del territorio de manera permanente.


Dos años después de la salida del geólogo, y en medio de la tensión con los mismos sectores antimineros que se formaron en el Valle de Uco, sumados a otros del sur provincial, se creó la Ley 7.722.

Comments


Mendoza Minera TV

bottom of page