top of page
  • Foto del escritorEdu Gajardo

Se retrasa el inicio de las perforaciones en Cerro Amarillo

La cantidad de nieve que aún hay en la zona en la que se deben hacer los caminos está demorando el inicio de la exploración de los pórfidos de cobre.


Si el 2023 en materia meteorológica hubiera sido similar a los últimos años, a principios de diciembre se podrían haber empezado los trabajos para hacer la huella minera para la exploración de Cerro Amarillo, proyecto que en marzo obtuvo el aval político para poder hacer los primeros análisis de un área de cobre en casi dos décadas.


Sin embargo, las nevadas tardías que se dieron este año, y que siempre son más intensas en la cordillera del sur provincial, complicaron la planificación inicial que tenía Wincul S.A. para iniciar el proceso de construcción de la huella minera y -por ende- el traslado del equipamientos para realizar las perforaciones que se llevarán adelante en la primera campaña de exploración.


Las fuentes consultadas por Mendoza Minera señalaron que se ha podido avanzar sólo algunos kilómetros, porque la cantidad de nieve no permite seguir la planificación, a lo que se suma la crecida de algunos arroyos que hay en la zona. A pesar de los retrasos por las consecuencias del tiempo, la exploración está totalmente planificada y confirmada, con los equipos de perforación contratados y a la espera que se den las condiciones de avanzar con los caminos.


Sin poder iniciar la exploración en diciembre, en Wincul S.A. proyectaban iniciar en enero, pero quienes estuvieron en la zona del proyecto estiman que la cantidad de nieve demorará un poco más el inicio de los trabajos. Por contrapartida, estiman también que la ventana de buen tiempo en la montaña puede extenderse, por lo que por ahora todo es una cuestión de paciencia.


La historia de Cerro Amarillo

En octubre de 2014 la legislatura le puso un freno a la exploración del proyecto Cerro Amarillo hasta tener un informe sobre la existencia de glaciares en la zona. Pasaron ocho años y con el inventario y la reglamentación de la Ley de Glaciares completada, el Ejecutivo avanzó con el envío del proyecto.


La expectativa respecto a la exploración es alta, porque hace ocho años los ejecutivos de Meryllion (a cargo del proyecto en ese momento) destacaban las señales que tenían respecto a la mina. En ese sentido indicaban que los depósitos de clase mundial, como El Teniente en Chile (ubicado justo frente a Mendoza), se encuentran en forma de cluster. Eso, les daba buenas expectativas ya que los estudios preliminares de Cerro Amarillo identificaron un cluster de cinco pórfidos. Una buena razón para pensar en un depósito sustancial.


Se identificaron cinco zonas mineralizadas en la propiedad de Cerro Amarillo: Cerro Apero; Vaca de Cobre; Cerro Choro; Cajón Grande y La Blanca.


Más allá de los avances que se han logrado respecto a proyectos de exploración, la mirada está especialmente puesta en Cerro Amarillo porque los estudios que existen sobre el proyecto, que es uno de los que más documentación tiene en todo Mendoza, hacen pensar que al momento que se cubiquen los recursos puede haber una importante cantidad de mineral y de buena calidad.

Comments


Mendoza Minera TV

bottom of page