top of page
  • Foto del escritorEdu Gajardo

Mendoza gastará más en vestidos para las reinas que en promoción minera

Aunque en las últimas entrevistas que dio durante el 2022 el gobernador Rodolfo Suarez enúmero en los logros de su gestión tres proyectos mineros en distintas etapas, la realidad indica que el Ejecutivo no le da la importancia necesaria a la actividad. A la falta de un nivel institucional adecuado, se suma la nula entrega de recursos para el rol que la ley le asigna al Estado.

Por Edu Gajardo


Más allá de las discusiones que tiene el mundo político en torno a las figuras de las reinas, discusión que llegó incluso a la Suprema Corte, claramente esta figura es fundamental para el Ejecutivo y está por encima de otras cuestiones que pareciera que también son importantes, pero que siempre quedan relegadas. Es el caso de la promoción minera por parte del Estado provincial que -tal como señaló anteriormente Mendoza Minera- tiene un presupuesto de $1.280.000, lo que hasta hace un mes equivalía a poco menos de US$5.000, para todo el 2023. Lo peor de todo es que ese número con el paso del tiempo fue generoso, porque con el tipo cambio real actual, tomando en cuenta el dólar Bolsa (el más barato que se puede comprar), ese presupuesto en dólares se redujo a poco menos de US$3.900.


En el inicio del período de la Fiesta de la Vendimia, la realidad indica que Mendoza le destina casi tres veces más dinero a los vestidos para las reinas departamentales que a la inversión en promoción minera.


Según datos de diario El Sol, para las reinas se comprarán 62 vestidos con un presupuesto de $4.860.000 (US$14.700). Es decir que, en promedio, cada uno costará alrededor de $78.000. Eso es más de un 270% por ciento más que todos los recursos que tiene la Dirección de Minería para este trabajo puntual que es una obligación del Estado, que claramente está olvidada, pero que es su labor institucional. Además, invertirá $12.483.933 en el alojamiento de las candidatas y la comitiva oficial, lo que ya es más de 1.000% más de lo que tiene la Dirección de Minería para cumplir con su rol institucional.


La comparación no significa de ninguna manera que se critique el gasto en vestidos para las reinas, porque entendemos que son parte de una fiesta que es la imagen mundial de Mendoza a nivel turístico, un sector productivo fundamental. No decimos que no se gasten recursos, sino que apuntamos a reflejar la forma en que las distintas administraciones provinciales han tratado a la actividad minera dentro del Estado, con un menosprecio que incluso que roza el incumplimiento de lo que indica la legislación respecto al sector.


Como los vestidos de las reinas hay cientos de casos que se publican todos los días en el Boletín Oficial (muchos increíbles). Cada uno hace que nos preguntemos por qué hay dinero para algunas cosas y no para avanzar en educación y promoción minera, considerando que es una de las apuestas que dice tener el sector político para mejorar la situación de la provincia y mejorar la matriz productiva. Por lo menos resulta contradictorio.


Por eso, ni siquiera vale la pena comparar con los recursos -por ejemplo- que le iban a dar a la fundación del pasto Bonarrico, cifra que se elevaba a $9.000.000 anuales durante dos períodos, caso que terminó en la Justicia y que todavía no tiene resolución.


Qué dice la ley

La ley 4.968 señala en su artículo 2 que "el Fondo Provincial de Minería se integrará con importe que anualmente a partir de 1985, se destine por Ley de Presupuesto para el mismo. Dicha suma provendrá de la afectación de las Regalías Petrolíferas, luego del cálculo de la participación municipal". Además, en el siguiente artículo indica: "El Fondo Provincial de Minería se incluirá como partida especial en el presupuesto de la autoridad de aplicación de la presente Ley, la que tendrá a su cargo la administración del mismo".


Así, la partida especial que menciona la ley considera un monto mínimo para la promoción de la actividad, un trabajo completamente necesario en medio de la situación de la minería en Mendoza, donde se genera una oposición a partir del miedo que generan los grupos que se oponen aprovechando la falta de conocimiento de la población sobre la industria.


Tal como señalamos en un artículo anterior, lo cierto es que los números del proyecto de Presupuesto 2023 demuestran que el Estado mendocino como tal, no tiene intenciones de cambiar la realidad de la actividad minera desde las bases. Por ahora sólo apunta de manera aislada a lo que puede pasar con Potasio Río Colorado, una gestión que avanza por un camino paralelo. Si su posición fuera otra, lo haría fortaleciendo la institucionalidad, que es la Dirección de Minería, y le destinaría fondos serios a la promoción.


Sin presupuesto no es posible ningún tipo de política de Estado, y si consideramos que con el Fondo incluido el total para la Dirección de Minería es de menos de 54 millones sobre un total de 700.000 millones, nos encontramos con una cifra que tiene tantos ceros adelante que hace contarlos sea casi una burla.


Comments


Mendoza Minera TV

bottom of page